Destinos

Segovia: ¡Ciudad Titiritera!

la-foto-2-1

la foto 3

Segovia. Su «Acueducto», «El Alcázar», «La Catedral de Santa María»… Visitas obligadas cuando vienes a esta ciudad y conoces su historia celta, romana… Pero, no muchos conocen Segovia desde el punto de vista de un «Titiritero».
Y, ¿qué es un titiritero? Literalmente, ‘persona que fabrica títeres y actúa teatralmente’ pero, la idea se ha ido modernizando y ahora muchos de ellos son músicos que, mayormente, utilizan instrumentos que nos hacen viajar a otros tiempos en los que el folclore vivía sus mejores años junto con los títeres.

la foto 1

Mi amigo Salvador Lucio es titiritero en la Ruta Quetzal. Él comenzó de niño, ganándose bollos en las tabernas del barrio cantando las canciones que aprendía de la radio. Pero su carrera empezó en las zarzuelas y coros, que más tarde le conllevarían a hacer dúos folk que le llevaron a Wisconsin, USA. Y fue entonces cuando le ofrecieron, junto con otro músico, participar como pregonero en el grupo de Títeres Libélula, junto a Julio Michel (director del Festival de Titirimundi en Segovia). Desde entonces, ha recorrido la mayor parte de España y el mundo (como Rusia, Irlanda, Italia, Irán, Mozambique, China…). Esta aventura le llevó a formar parte de la Ruta Quetzal, donde descubrió Sudamérica, programa expedicionario dirigido por Miguel de la Quadra-Salcedo, al que describe como «una genialidad que nos hace sentir robinsones».

Segovia, ciudad en la que quedan recuerdos de Juan de la Cruz, Teresa de Jesús, Antonio Machado…

Varias curiosidades la definen. Visitemos la Plaza de las Sirenas, a la que es difícil llegar ya que no aparece en los mapas como tal, ¿encontraréis estas sirenas? En la mitología clásica eran una mezcla entre mujer y ave… Lo mismo pasa con la Calle Real, de la que todos los segovianos hablan y tampoco aparece en los mapas. La Calle Real se compone de tres: Calle de Cervantes, Calle de Juan Bravo y Calle de Isabel la Católica. En ella, podrás observar que las tejas están al revés. Se cree que las colocaban así por motivos climatológicos, pero también se piensa que tenía que ver con el pago de impuestos.

Segovia es conocida mundialmente por su cochinillo. Tres restaurantes son los principales a la hora de elegir dónde comer: «Jose María», «Restaurate Duque» y «Mesón Cándido». Llamadme clásica, pero debido al trato que siempre he recibido, mi lugar es el «Mesón Cándido» donde, aparte de su cochinillo, la Tarta al Whisky está muy recomendada. Un restaurante familiar, que pasa de generación en generación manteniendo su principal idea inicial: inundarte de una Segovia tradicional. También cuentan con un hotel, el Hotel Cándido. (en la foto: Salvador, Cándido hijo y yo)la foto 2

Me gustaría destacar el Hotel San Antonio El Real, donde verdaderamente puedes sentirte en un monasterio, que aúna la historia de Segovia junto con un ambiente un tanto especial y moderno.

Y a unos 50 minutos aprox. de Segovia, nos encontramos con Coca, todo un descubrimiento. Aquí destaca el Castillo de Coca, en el que dormí en su fosa (imagen www.rutaquetzal.com) hace 10 años, algo que en condiciones normales sería totalmente imposible.20_Campamento_en_el_foso._tcm83-71630

Porque aquellos pequeños lugares del mundo, son los que más sentimiento de recuerdo nos pueden dejar…

-PEQUEÑO NO SIGNIFICA MENOS IMPORTANTE-

 

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies